Deja de dañar tu auto

Deja de dañar tu auto - Seguros Equinoccial

La mayoría de nosotros lo hacemos, dañamos nuestro auto con ciertas acciones inconscientes que realizamos por costumbre o porque no sabemos que con eso estamos provocando que se deteriore mucho antes de lo que normalmente debería por el uso diario.

Por eso, queremos que conozcas las cosas que podrías estar haciendo mal para que intentes cambiarlas y no tengas que visitar al mecánico muy seguido.

USA TODAS LAS MARCHAS

Estás forzando tu motor al utilizar solo hasta la tercera marcha, cambia a las demás cuando para mantener la velocidad hace falta pisar más de las 2/3 partes de tu acelerador.

TEN APARTE LA LLAVE DE ENCENDIDO

El interruptor de encendido de tu auto se puede aflojar y dañar si le agregas mucho peso a la llave, por eso no la pongas junto al resto de tus llaves y llaveros.

LLEVA SOLO LO NECESARIO

Dañas la suspensión y gastas más combustible al llevar mucho peso en tu auto, por eso deja en tu casa las maletas, herramientas u otras cosas que no necesitas y solo te quitan espacio.

LA PALANCA NO ES APOYABRAZOS

Los mecanismos internos de la caja de velocidades se desgastan si apoyas el brazo en la palanca de cambios o si la golpeas, como cuando sigues el ritmo de la música.

LAS VEREDAS NO SON ESTACIONAMIENTO

Estarás dañando los neumáticos y la suspensión al subirte a una vereda para estacionar o al dejar apegada una de las llantas para que tu auto no se resbale.

CALIENTA EL MOTOR CON TIEMPO

La vida útil de tu motor disminuye cuando lo calientas por las mañanas, para que no se dañe te recomendamos aumentar la velocidad de a poco cuando prendes el auto después de estar varias horas apagado.

MANTÉN QUIETO EL VOLANTE

La suspensión, barra de dirección y llantas pueden deformarse por la fuerte fricción que se produce cuando mueves el volante mientras el auto está parado.

PON LA PALANCA EN NEUTRO

Desgastas el embrague cuando al detenerte en un semáforo sigues en primera marcha, pisando el pedal. Déjalo descansar poniendo la palanca en neutro y soltando el embrague.

EVITA QUE LA LLANTA EXPLOTE

Revisa la presión de tus llantas continuamente, si tienen mucha pueden reventarse y si tienen poca, se desgastarán irregularmente, dañando también la suspensión.

LLENA SEGUIDO EL TANQUE DE GASOLINA

Las partículas que se asientan en el fondo del tanque de gasolina pueden obstruir los filtros y dañar el motor, si conduces con las últimas reservas de combustible.

ELIGE LÍQUIDO REFRIGERANTE

Los conductos por donde pasa el agua para enfriar el motor se oxidan al llenar de agua el radiador, mejor usa líquido refrigerante o éste mezclado con agua.

LAVA TU AUTO BAJO SOMBRA

La pintura de tu auto se mancha cuando lo lavas bajo el sol, porque hace que el agua se evapore cuando aún no has terminado de retirar los restos de químicos del jabón.

Sabemos que cambiar ciertos hábitos es difícil, pero por el bien de tu compañero de cuatro ruedas y por el de tu bolsillo, seguro empezarás a fijarte más en qué errores puedes corregir para evitar su deterioro prematuro. Y para los daños inevitables cuenta siempre con un seguro de auto que te respalde en todo momento, ahorrándote preocupaciones.



Minimiza el riesgo para tu familia, tu hogar y tus bienes aplicando estos consejos. Recuerda que en Seguros Equinoccial contamos con un seguro perfecto para proteger lo que tanto esfuerzo te ha costado conseguir.