title
   

A-B

Asalto:
Es la acción, natural o jurídica, contra una persona con el propósito de obtener sus bienes.

Asegurable:
Es cualquier persona o bien que reúne las características predeterminadas para poder ser objeto de la cobertura del seguro.

Asegurado:
Es la persona natural o jurídica, que con el pago de una prima de seguros, obtiene una contraprestación reflejada en el contrato de seguros. Es la persona natural o jurídica que traslada uno o más riesgos a la compañía de seguros.

Aseguradora:
Es la persona jurídica debidamente aprobada por la Superintendencia de Bancos, técnica y financieramente estructurada para asumir riesgos a cambio de una prima.

Beneficiario:
Es la persona natural o jurídica que recibe los beneficios de la póliza contratada.

Bienes:
Son toda propiedad natural o jurídica en posesión de una persona.

Broker o agente corredor de seguros:
Persona natural o jurídica con credencial otorgada por la Superintendencia de Bancos que tiene a su cargo y bajo su responsabilidad, el asesor al Asegurado en la contratación de pólizas de seguros, en el trámite de siniestros y el mantenimiento de las pólizas. Es el intermediario entre el Asegurado y la Aseguradora.

C-D

Cancelación:
Es la rescisión de los efectos de una póliza prevista en el contrato de seguros ya sea por decisión unilateral o por acuerdo mutuo.

Certificado de inclusión:
Es el documento por el cual se prueba la existencia de una póliza de seguro colectivo, en el que deben figurar las informaciones que la identifican, como son: suma asegurada, vigencia, datos personales del Asegurado, beneficiarios, etc.

Clausulas:
Son las condiciones que establecen la aseguradora y el asegurado y que se reflejan en el contrato de seguros, denominado también póliza. Existen también las condiciones especiales o particulares, que modifican o aclaran las condiciones generales.

Coaseguro:
Forma de dispersar el riesgo, presentándose tres alternativas: coaseguro accidental, convenio de coaseguro y coaseguro pactado.

Coberturas:
Son las protecciones que otorga la aseguradora en la póliza y que generalmente se establecen en las cláusulas del contrato de seguros, denominado póliza.

Condiciones particulares:
Cobertura o condiciones que se contratan para cada póliza, si lo requiere el asegurado que prevalecen ante las condiciones generales.

Consentimiento:
Es el acuerdo que existe entre el asegurado y la aseguradora y que se determina en la póliza.

Contratante:
Es la persona natural o jurídica que paga la prima de seguros. En ocasiones es también el asegurado.

Contrato de seguros:
Es el acuerdo de voluntades entre dos partes. Generalmente se le llama también póliza de seguros. A través de la póliza de seguros, la aseguradora conviene, previo pago de una cantidad denominada prima, en otorgar una indemnización o reembolso al asegurado, si sucede un siniestro.

Cotización:
Es la estimación o costo de la prima de seguros que ofrece la aseguradora al asegurado.

Cuota:
Es el precio en porcentaje o cantidad fija, que se le da a un riesgo, en función de la experiencia y la siniestralidad que sobre él tiene la aseguradora.

Daño:
Es toda pérdida personal o material que sufre una persona natural o jurídica, en su vida o en su patrimonio.

Daños a terceros:
Es la pérdida que se causa a una persona o a un bien propiedad de otros, que no es familiar o dependiente del asegurado.

Deducible:
Es la participación que el asegurado tiene en cada siniestro, se lo utiliza técnicamente para eliminar pérdidas pequeñas que no ponen en riesgo el patrimonio del Asegurado; su objetivo es disminuir el costo del seguro, por ello se lo conoce también como “Costo indirecto del seguro”.

Dependiente:
Es la persona que depende económica y legalmente del titular de una póliza y sobre la cual puede existir alguna responsabilidad.

Derecho de póliza:
Es la cantidad que paga el asegurado por los gastos de expedición de una póliza. Se le conoce también como recargo fijo.

Dolo:
Es la acción o maniobra fraudulenta destinada a engañar a otros.

E-F

Endoso:
Es el documento contractual que se añade a la póliza, y que puede aumentar o disminuir el importe de la prima o que puede aclarar alguna de las cláusulas del contrato de seguros.

Exclusiones de riesgos:
Son aquellos conceptos o riesgos que expresamente la aseguradora no da por cubiertos en una póliza

Fianzas:
Es un acuerdo o contrato suscrito entre tres partes, en el cual una parte llamada Afianzador (compañía de Seguros) garantiza al acreedor de una obligación (Beneficiario, Asegurado, Contratante)que su deudor (Contratista, Afianzado) la cumplirá en la forma prevista en el contrato.

G-H

Gastos de ajuste:
Son los gastos en que incurre la aseguradora, por concepto de investigación para determinar el monto o valor de los daños que puedan existir en un siniestro.

Hurto:
Es el calificado que se da en seguros a la desaparición misteriosa de bienes, como el resultado de la sustracción de los mismos por personas desconocidas en circunstancias desconocidas y sin dejar huellas de violencia sobre los bienes.

I-L

Indemnización:
Es la cantidad que está obligada a pagar la aseguradora a consecuencia de un siniestro, después de restarle el deducible y coaseguro, si los hubiera. La indemnización puede ser pagada en especie, en dinero, reponiendo el bien dañado o reparándolo.

Interés asegurable:
Es el interés económico, legal y substancial de quien desee contratar una póliza a los fines de cubrir un riesgo. Es el objeto del contrato.

L.A.P.- “Libre de Avería Particular”:
es una cobertura del ramo de transportes que únicamente cubre las pérdidas de las mercaderías, ocasionadas por daños del medio de transporte, por ejemplo: caída del avión, hundimiento del barco.

M-O

M.A.S.:
Monto máximo expuesto, aplicable a pólizas que tengan varias direcciones, y aquella que tenga una mayor concentración de valor asegurado en comparación con las demás direcciones, es la que determina el monto máximo expuesto.

Negligencia:
Es la culpa con descuido, omisión y falta de aplicación. Falta de adopción de las precauciones debidas, sea en actos extraordinarios o en los de la vida diaria.

P-R

Póliza:
Es la evidencia escrita y válida entre el asegurado y la aseguradora. Se le denomina también como contrato de seguros.

Prima:
Es el importe que determina la aseguradora, como contraprestación o pago, por la protección que otorga en los términos del contrato de seguros ó póliza.

Prima neta:
Es el importe que cobra la aseguradora por cubrir un riesgo determinado.

Prima total:
Es el importe de la prima neta, al que se incluyen los derechos de póliza o gastos de expedición, el recargo por pago fraccionado si lo hubiera y el impuesto correspondiente.

Ramo:
Es el término que se utiliza para determinar el tipo o clase de seguro que existe. Hay varios ramos: de vida, de daños, de accidentes y enfermedades, de autos, de responsabilidad civil, etc.

Reaseguro:
Es la operación que realiza una aseguradora y que consiste en ceder a otra, parte o la totalidad del riesgo que asume o contrata. Generalmente esta operación se lleva a cabo en negocios grandes o muy peligrosos.

Reaseguradora:
Es la empresa que acepta contratar un riesgo que ya aceptó y expidió otra aseguradora. En México se requiere autorización de la autoridad competente, para hacer operaciones de reaseguro.

Reclamo:
Es el aviso o comunicación que hace el asegurado a la aseguradora, informándole que ha tenido un siniestro.

Recuperación:
Es la parte que recibe la aseguradora de un tercero, después de haber pagado un siniestro.

Renovación:
Es el proceso que se efectúa entre el asegurado, la aseguradora y el agente de seguros, con el objeto de elaborar una nueva póliza por un periodo determinado. La renovación puede modificar, aumentar o disminuir las cláusulas o la suma asegurada de una póliza vencida.

Rescisión:
Es la finalización del contrato en una fecha anterior a la prevista

Responsabilidad civil:
Es la obligación o compromiso que tienen las personas, físicas o morales, de reponer la propiedad de otra persona, cuando se sea responsable del daño o menoscabo en la propiedad de otros.

Riesgo:
Es la posibilidad de que la persona o bien asegurado sufra el siniestro previsto en las condiciones de la póliza.

Riesgos no asegurables:
Son aquellos que quedan fuera de la cobertura general por parte de las aseguradoras.

Robo:
Es el delito cometido contra la propiedad privada por el que se toma con o sin violencia, lo que no le pertenece.

S-T

Salvamento:
Es la recuperación que obtiene la aseguradora en un siniestro.

Seguro:
Es el contrato por el que, mediante el pago de una prima, la aseguradora se compromete a indemnizar una eventualidad contemplada en la póliza.

Siniestralidad:
Es el porcentaje entre la prima pagada y los siniestros pagados por la aseguradora.

Siniestro:
Es el acontecimiento o hecho previsto en el contrato, cuyo acaecimiento genera la obligación de indemnizar al asegurado.

Solicitud:
Es la forma que utiliza la aseguradora, para que el solicitante de un seguro proporcione información correspondiente al bien o persona que se pretenda asegurar y se pueda determinar el costo de la prima.

Subrogación:
Son los derechos que correspondan al asegurado contra un tercero, en razón del siniestro, se transfieren a la aseguradora hasta el monto de la indemnización que abone. El asegurado es el responsable de todo acto que perjudique este derecho a la aseguradora.

Suma asegurada:
Es el valor que fija el asegurado sobre su persona o sus bienes, y que es determinante para que la aseguradora cobre la prima o haga una indemnización en caso de siniestro.

Tarifa:
Es la cantidad que determina la aseguradora en función a la experiencia de siniestralidad.

V-Z

Valor convenido:
Es la cantidad de dinero por la cual se está obligando una aseguradora, aún cuando el valor comercial del bien asegurado se otro.

Valor de reposición:
Es la cantidad de dinero que cuesta reparar el bien asegurado. Es diferente al valor factura.

Valor real:
Es el precio o valor comercial del bien asegurado.

Vencimiento:
Es la fecha en que se da por termina el contrato de seguros o póliza. Este finaliza a las 12 Horas u no hay prorroga

Vigencia:
Es el período durante el cual la aseguradora se compromete, a proteger mediante el pago de una prima, a cubrir un bien o una persona.