Ponte a salvo en caso de incendio

Ponte a salvo en caso de incendio - Seguros Equinoccial

Muchos creemos que a nosotros no nos podría ocurrir y por eso ni pensamos en tener un plan para saber qué hacer en caso de que haya un incendio; y es cuando ocurre que nos damos cuenta de que no sabemos las normas básicas que podrían ayudarnos a sobrevivir y salvar las vidas de quienes viven con nosotros. En especial si hay niños y ancianos, es importante practicar a menudo las acciones que se deben tomar en las diferentes situaciones.

Sabemos que enfrentarte a un incendio es intimidante, pero si mantienes la calma y aplicas las acciones más oportunas, puedes salir a salvo:

LOS PRIMEROS MINUTOS SON CRUCIALES

Al darte cuenta de que hay un incendio apenas empieza, es más fácil evacuar el lugar y ponerte a salvo, pero siempre deberás tomar estas precauciones para salir:

Toca la puerta y la perilla solo con un dedo, si están muy calientes es señal de que el fuego está muy cerca, pero si no lo está, puedes abrirla para intentar salir.

Cúbrete el cuerpo, nariz y boca con una manta gruesa y humedecida con agua para protegerte del humo y el calor mientras intentas salir del sitio del incendio.

Si el humo es muy denso y caliente, agáchate y muévete cerca del piso. El humo y gases tóxicos son más livianos y se irán hacia el techo, dejando cerca del suelo un espacio de aire un poco más limpio.

Cierra las puertas detrás de ti mientras vas saliendo, porque así evitarás corrientes de aire que hacen que el fuego se avive y avance más rápido.

Preocúpate de tu familia y si tienes, de tu mascota, nunca te quedes más tiempo para salvar una pertenencia.

Una vez afuera, llama al número de emergencias.

¡NO DES TODO POR PERDIDO!

Cuando el fuego avanzó mucho y hay más humo y calor dentro de tu vivienda, será peligroso que intentes salir y en ese caso estas recomendaciones pueden darte más tiempo hasta que te rescaten:

Asegúrate de que si hay alguien más viviendo contigo, esté en la misma habitación donde te vayas a refugiar.

En caso de que puedas llegar al baño, quédate ahí con la puerta cerrada, inunda el cuarto abriendo las llaves de agua fría hasta que te rescaten.

Si estás en una habitación con la puerta cerrada, no la abras si la sientes muy caliente o si entra mucho humo por las rendijas, de seguro hay fuego detrás de ella.

Coloca una toalla húmeda en las rendijas de la puerta de la habitación donde te encuentras para evitar al máximo que entre el humo.

Mientras esperas, trata de no inhalar humo cubriendo tu boca y nariz con un paño grueso y húmedo, la mayoría de fallecimientos son provocados por el humo, más que por las quemaduras.

Da señales de que te encuentras en esa habitación, si hay una ventana acércate y pide ayuda, si no, trata de hacer algún ruido fuerte para que te escuchen los bomberos.

NO OLVIDES ESTOS DETALLES

  • Ten siempre un extintor de incendios, podrá salvar tu vida y tus bienes al apagar cualquier fuego que apenas empieza en tu hogar.
  • Un error común, cuando el incendio ocurre en la madrugada, es no coger tus llaves para abrir las cerraduras de las puertas que dejas con seguro durante la noche.
  • Llama a los bomberos tan pronto estés afuera o refugiado en una habitación, no des por hecho que alguien más ya lo hizo, sobre todo si vives en un edificio.
  • Si las llamas te alcanzan, tírate al suelo y rueda hasta que se apaguen. NO CORRAS, esto aviva el fuego.

Lo importante es que tú y tu familia estén a salvo si se produce un incendio y por eso te compartimos estos útiles consejos que pueden hacer una gran diferencia. Por lo demás, no te preocupes, porque con tu seguro contra incendios todos tus bienes estarán protegidos, ya sea que los pierdas parcial o totalmente.



Minimiza el riesgo para tu familia, tu hogar y tus bienes aplicando estos consejos. Recuerda que en Seguros Equinoccial contamos con un seguro perfecto para proteger lo que tanto esfuerzo te ha costado conseguir.