¿Puedo conducir mi auto si estoy embarazada?

¿Puedo conducir mi auto si estoy embarazada? - Seguros Equinoccial

Es normal que durante el embarazo te aparezcan muchas dudas y una de estas es que si puedes seguir conduciendo tu auto sin que haya riesgo de afectar a tu bebé. Debes saber que no hay problema siempre y cuando tomes ciertas precauciones, es más, va a ser bastante útil moverte en tu vehículo para que te ahorres la incomodidad de ir en transporte público cuando necesitas ir de compras y traer bolsas pesadas, o ir al médico o a tu trabajo.

Como cada etapa de tu embarazo es diferente, te damos indicaciones para que en cada trimestre te sientas cómoda manejando:

PRIMER TRIMESTRE

Escoge el carril de la derecha, para que puedas estacionarte rápidamente a un lado de la carretera en caso de que te den las náuseas tan típicas de estos primeros meses y necesites un momento para recuperarte.
*Lleva siempre a mano una bolsa plástica a mano en caso de que no alcances a parar por las náuseas.

Evita las maniobras bruscas como acelerar y frenar constantemente, porque esto puede hacer que te sientas más mareada y empeoren los malestares.

SEGUNDO TRIMESTRE

Empieza a notarse cómo crece tu bebé y debes colocarte el cinturón de modo que la parte superior vaya acomodada entre tu barriga y el pecho. Y la parte de abajo, entre tus muslos y tu vientre.
*En el mercado hay adaptadores para asegurar que el cinturón vaya colocado en la posición correcta.

Deberás ajustar la posición del asiento de tu auto para que no quedes apretada contra el volante, pero no olvides mover también los espejos para tener una buena visibilidad.

TERCER TRIMESTRE

Evita conducir tu auto si no has dormido bien, es común que con tu barriga ya mucho más grande no descanses bien y corres el riesgo de quedarte dormida al volante.

Lleva siempre en tu auto la maleta con todo lo que necesitas para el parto.

Deja una distancia de mínimo 25 cm entre el volante y tu barriga, si así te resulta difícil alcanzar los pedales y el volante, es tiempo de pasar al puesto del copiloto y pedir que alguien te ayude.

BONUS

  • Si vas a conducir en un viaje largo, tómate pausas de 10 minutos cada dos horas, para bajarte del auto, caminar un poco y estirar tus piernas. Te ayudará a estar más relajada y a tu bebé también.
  • Los airbags no son peligrosos como se cree, si llevas puesto el cinturón, la parte de tu cuerpo que tocará el airbag es el rostro y pecho, no tu barriga.
  • Pasar por un bache con tu auto no afecta a tu bebé, eso es un mito, pero sí será mejor que los evites en lo posible para no dañar tus amortiguadores y llantas.
  • Sal de tu casa yendo al baño antes. Que te aguantes las ganas de orinar en esta etapa es más peligroso por la infección que te puede dar y que afectará al bebé.
  • Si desde el inicio de tu embarazo, el doctor te dice que tienes riesgos en el parto, será mejor que evites conducir.

Queremos ayudarte con estos consejos, sin embargo serás tú misma quien se dé cuenta cuando te sientas muy limitada y te resulte incómodo manejar, debido a que ya no podrás maniobrar con la misma rapidez mientras tu bebé crece más y más. Además, puedes estar segura de que junto a nosotros, nunca estarás sola si ocurre algún imprevisto.



Minimiza el riesgo para tu familia, tu hogar y tus bienes aplicando estos consejos. Recuerda que en Seguros Equinoccial contamos con un seguro perfecto para proteger lo que tanto esfuerzo te ha costado conseguir.