Antes del terremoto
  • Revisar las estructuras del hogar y centro laboral, e identificar las posibles zonas seguras y rutas de evacuación.
  • Mantener libre de obstáculos los pasillos y puertas, y asegurar cualquier objeto que sea propenso a caer durante un temblor.
  • Tener listo un botiquín de primeros auxilios.
  • Realizar simulacros con frecuencia para saber cómo se debería actuar en caso de alguna eventualidad o emergencia.
  • Determinar un punto de encuentro seguro en caso de emergencia.
durante el terremoto
  • Mantener la calma en todo momento y ayudar a calmar a los demás.
  • Ubicarse en zonas seguras que hayan sido previamente identificadas.
  • De ser necesario, utilizar las rutas de evacuación.
  • Alejarse de ventanas, repisas, estantes, o cualquier artefacto que pueda caerse.
  • Asegurarse de cortar los suministros de electricidad y gas.
Después del terremoto
  • Verificar que las estructuras sean seguras, y revisar los suministros de electricidad y gas.
  • Estar preparado para las réplicas del sismo inicial.
  • Reunirse con su entorno en la zona segura previamente establecida como punto de encuentro.
  • Evitar mover o manipular a los heridos sin la ayuda de un profesional.
  • Si se encuentra en una zona costera, alejarse del mar lo antes posible para resguardarse ante un posible tsunami.